viernes, 23 de noviembre de 2007

LA MULTITUD DEL EJÉRCITO CELESTIAL ALABA A DIOS.




















Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:
"Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace".