viernes, 23 de noviembre de 2007

JESÚS EN NAZARET.




El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él.
Lucas, 2, 40.