viernes, 23 de noviembre de 2007

ADORACIÓN DE LOS PASTORES.








Y sucedió que cuando los ángeles, dejándoles, se fueron al cielo, los pastores se decían unos a otros:"Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado". Y fueron a toda prisa, y aencontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel niño; y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho.
Lucas, 2, 15 a 20.