viernes, 23 de noviembre de 2007

PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO.

















Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor:Todo varón primogénito será consagrado al Señor, y para ofrecer en sacrifio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor.
Lucas, 2, 22 a 24